Cada 100 metros el mundo cambia, viajá

Ve y regresa, y vuélvete a ir.
Viaja lejos y viaja cerca.
Viaja solo, viaja soltero, y solo después viaja en pareja.
Piérdete sin miedos. Mira más.
Conoce gente, cena con desconocidos, encuentra un amigo que hacía tiempo no veías, conoce amigos nuevos.
Mira más.
Busca el mejor de los soles, la mejor de las lunas.
Prueba todo.
Come de todo, come cosas asquerosas, cosas deliciosas y cosas que jamás pensaste que comerías.
Reza antes de comer, descálzate para entrar en una casa, dormí vestido, dormí desnudo, dormí bajo las estrellas. Despiértate y tarda unos segundos en reconocer el lugar.
Enamorate en diferentes idiomas, y que la pregunta más repetida del día sea: “Qué día es hoy?”.
Llama para decir que “extrañas”, y recibe un mensaje que diga “volvé”.
Mira más.
Saborea.
Te deseo que quieras más, y te aferres menos.
Que no importe la lengua ni el idioma, la carta de bienvenida sea siempre una sonrisa.
Ve y regresa, y vuélvete a ir.
Viaja lejos, y viaja cerca.
CADA CIEN METROS EL MUNDO CAMBIA.

Viajá.

One Reply to “Cada 100 metros el mundo cambia, viajá”

  1. Hermoso! A iniciar el viaje y en el nueva aventura !! Yeiiiiii

Deja un comentario