EL CAMBIO

Hace tiempo que leo por ahí una frase que amo: “estamos hechos de polvo de estrellas”.

Si bien me hace recordar que somo parte de una inmensidad, de un todo y que merecemos toda la magia del universo; hoy entendí algo mas. Las estrellas se desplazan a velocidades fantásticas, pero están tan distantes que demora mucho tiempo para que su movimiento resulte visible para nosotros. los planetas giran en torno al sol, en movimiento. Las aguas suben y bajan, crecen los ríos y desaparecen por completo, se mueven las placas del suelo, se forman montañas, y se derrumban otras.

Así como se mueve y cambia el universo, también lo hacemos nosotros. Es hora de aceptarlo, y dejarnos llevar por la energía que nos mueve. Los cambios duelen y hacen llagas cuando no se aceptan. Cuando nos resistimos. A veces incluso nos dan pánico. Separarte después de tantos años? Dejar el trabajo en el que pasaste 15 años?, vender la casa que iba a ser “para toda la vida”?… Sí, cuesta. Cuesta porque me resisto, cuesta porque en alguna zona del cerebro inserte un chip de lo que “debía ser”, y desinstalarlo es algo así como hackear la NASA. Por suerte existen ejercicios del día a día que pueden hacernos fuertes frente a los cambios y que ayudan a que empecemos a percibir la vida de una forma distinta. Cambia el camino que haces todos los días para ir al trabajo, ponete una clase de algo que ames que te saque de la rutina, da vuelta tu rutina (si el paseo del perro era siempre a las 7am) cambialo para las 19hs y empeza a ver el atardecer. Si siempre te sentas del lado izquierdo del bus, probá el derecho (así de metódicos somos a veces). Podes llegar a ver cosas hermosas a través de la ventana. Si siempre esperaste que tu novio te compre flores, comprátelas vos, y ya de paso perfuma tu casa de forma natural y fresca. Cambia los muebles, dormí del otro lado de la cama (esto es de lo mas osado!).Cambiar los hábitos nos da una nueva forma de ver la vida. Y una nueva forma de ver la vida, nos da la fuerza para sumir los cambios con otra grandeza, sueltas y fuertes.

No tenes que estar en un lugar que no quieras, ni con una persona que no quieras. Porque cada minuto es una elección, y es la tuya. 

El día que me entregue a los cambios, deje de sufrirlos, deje de nadar contracorriente, y ahora siento que la ola mas grande que venga, va a ser surfeada con todo el estilo… hasta la playa más mágica del mundo. De mi mundo.

No es una receta para la felicidad, pero te puedo jurar que la suma de muchos pequeños hechos, puede cambiar tu mundo. Lo está haciendo con el mío. Y aprovecho para mandar un saludito a los mas osados que largan todo de una, y arman toda una vida nueva de la nada ♥, que ellos te inspiren día a día…te contagien! pero que no sientas la responsabilidad de que tenga que ser así. porque a veces el abismo nos da demasiado vértigo, y nos trunca. Los cambios también pasan para los perseverantes.

Viva el cambio!

(casi como un eslogan político)

4 Replies to “EL CAMBIO”

  1. Querida Sol!

    Gracias 🌟

    Que importante el soltar el hermetismo y aceptar el cambio!!!! Me encanta esto de fluir 🌀 y cambiar hábitos y patrones de vida!!

    Gracias 🌟 gracias
    Un fuerte abrazo, con sabor a dulce apapacho

    1. Ay! que rico abrazoooo =) gracias a vos linda ♥

  2. Gracias por escribirlo, que lindo, me llegó

    1. Linda Vale =) gracias a vos ♥

Deja un comentario